Aprende idiomas con TipTop Languages-logo

Escocia

Escocia es un país espectacular que evoca diversas asociaciones mentales preconcebidas y que vale la pena visitar.

Aparte de haber vivido los primeros 28 años de mi vida en Alemania, he viajado y vivido en diferentes partes del mundo.

Dentro de estas experiencias, una de las que más destacaría es mi estancia de diez meses en Aberdeen en el noreste de Escocia, donde ejercí como asistente de profesor en el curso 1989/90, una vivencia inolvidable.

En este blog os contaré de mis recuerdos e impresiones y os explicaré algo sobre la geografía y cultura de este país.

Empecemos con uno de los aspectos más emblemáticos del país: la famosa falda escocesa, el kilt.

En esta foto aparezco luciendo el kilt en su combinado completo.

Este fue solo alquilado, pero, sí, tengo otro de recuerdo del país.

Fotografía de Hanno luciendo un típico kilt

Escocia es un país que evoca muchas asociaciones preconcebidas.

¿QUÉ ASOCIAS TÚ CON ESCOCIA?

Me imagino que tus asociaciones son: la gaita, la falda escocesa, el whisky de malta, paisajes solitarios espectaculares, la música y danza folclórica del país. Si tus nociones van algo más allá, igual se te ocurren los Highland Games como encuentro popular y deportivo con deportes como lanzamiento de troncos, que se lleva a cabo en las Tierras Altas Escocesas.

Habrás visto imágenes espectaculares de Edimburgo, la capital de Escocia, con su castillo en lo alto de una montaña, el parque espectacular de Princess Gardens y la parte antigua de la ciudad con sus calles adoquinadas. Puede ser que sepas entonces también del festival de Edimburgo combinado con el festival Fringe de teatro callejero o del famoso desfile militar del Big Tatoo que se celebra en el castillo cada año.

Igual sabes también del carácter postindustrial y modernista de la mayor metrópolis del país: la ciudad de Glasgow y de su transformación de una ciudad gris y mayoritariamente pobre a un importante centro de vida comercial de carácter bullicioso.

La ciudad de Edimburgo por la noche, la capital y segunda ciudad más grande de Escocia con unos 500.000 habitantes.

Mientras que Edimburgo se considera la capital cultural del país, Glasgow es la gran metrópolis con un carácter más industrial y comercial. El área metropolitano de Glasgow tiene alrededor de 2,3 millones de habitantes. Todo el área metropolitano entre Glasgow y Edinburgh cuenta 5,4 millones de personas. Más del 50 por ciento de escoceses vive allí.

LA IDENTIDAD NACIONAL DE LA TIERRA

Te consta probablemente algo de sus numerosos intentos de desmarcarse de la todopoderosa Inglaterra, intentando llegar a la independencia del Reino Unido, de la que está más cerca que nunca ante el panorama político de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit).

De hecho, no hay mayor metedura de pata en el mundo que llamar a un escocés inglés. Británico, sí, a regañadientes pero inglés ¡nunca jamás! Claro, no lo son. Son escoceses.

Encima, se nota bastante cuando empiezan a hablar ya que hay un gran abanico de dialectos locales escoceses que se distinguen muchísimo del inglés estándar del sur de Inglaterra.

Los dialectos escoceses tienen su propio encanto. Suelen ser duros y guturales, y en las Tierras Altas e islas a menudo incluso algo melódicos, con un canto peculiar.

¿SABES CUAL ES EL PLATO NACIONAL DE ESCOCIA?

Se llama Haggis, y es carne cocida dentro del estómago de una oveja, un plato bastante peculiar, que al forastero normalmente requiere un cierto grado de superación por su sabor especial y aspecto poco apetitoso.

Quien haya pasado por el país, debe por lo menos haberlo probado.

MI VIDA EN ESCOCIA

Antes de contarte algo más sobre la geografía y las costumbres de este país, que he llegado a conocer desde dentro, quiero explicar algo sobre como llegué a ser asistente de profesor en Escocia y mi vida social en aquel año en la ciudad de Aberdeen, que es la tercera más grande del país con unos 300.000 habitantes.

A posteriori, resulta llamativo que me marchase a Escocia precisamente en el año 1989/90, por lo menos para un berlinés como yo.

¿Por qué?

El 9 de noviembre de 1989 se produjo la caída del muro de Berlín, que había dividido la ciudad en dos partes.

Yo había crecido en la parte occidental de la ciudad dividida y siempre había ansiado que ese muro desapareciera algún día.

Precisamente cuando se produjo este hecho histórico, que nadie había previsto ni poco tiempo antes, yo estaba lejos de la ciudad. De hecho, ni me enteré el mismo día. Me preguntaron los profesores la mañana del día siguiente, qué pensaba yo de lo que había ocurrido. Fue entonces cuando me enteré que se había abierto el muro de Berlín, pero esto os lo contaré en otra ocasión. Aquello fue un golpe duro: el no haber podido estar en el sitio en un momento tan marcado de pura alegría.

¿Cómo surgió la idea de ir a Escocia?

Estaba estudiando filología inglesa y castellana en la Universidad Libre de Berlín y fue allí donde me enteré de la posibilidad de inscribirse al programa de asistentes de profesores en el Reino Unido.

Solicité una plaza preferentemente en Escocia o Irlanda del Norte y me dieron una en dos institutos cerca de Aberdeen en el noreste de Escocia, a unos 15 y 40 km al sur de la ciudad.

Mis primeros pasos en Aberdeen

Éramos aproximadamente unas 80 personas, principalmente de Francia y Alemania. También había dos españoles y una belga en el grupo. En un curso de orientación nos llegamos a conocer, sobre todo los que decidimos vivir en la ciudad misma, donde pronto íbamos a convivir de un modo intenso durante los próximos diez meses del curso escolar.

El primer paso consistía en encontrar una vivienda. Llegué a encontrar un piso minúsculo bastante caro a un cuarto de hora del centro de la ciudad, que llegué a compartir con una estudiante escocesa.

No había esperado que los alquileres fueran tan altos allí, pensando que Aberdeen sería una ciudad más bien provinciana, apartada geográficamente del centro neurálgico entre Edimburgo y Glasgow más al sur. Allí mismo me enteré que Aberdeen era la sede la varias empresas petrolíferas que extraían petróleo del Mar del Norte y, claro, esto encarecía la vida considerablemente.

Mis primeras impresiones sobre la ciudad fueron llamativas, por una serie de diferentes factores.

ABERDEEN, «Granite City»

El apodo de la ciudad de Aberdeen se debe a que el granito es el material de construcción de prácticamente todas las casas y edificios de la ciudad, lo cual le da un carácter aseado, sobrio y rígido propio del norte de Europa.

Lo que también hace el sitio especial es el hecho de que está junto al Mar del Norte, así tiene puerto y una playa de arena anchísima. Los vientos suelen ser fuertes y el agua muy fría, propio del mar del Norte.

La peculiaridad del granito es que absorbe la poca luz del día en los meses oscuros y la refleja en los días soleados. Nunca he estado en un sitio con cambios tan radicales entre las estaciones.

Los meses oscuros de invierno son super deprimentes con luz de día, que apenas llega a asemejarse a la luminosidad de la de las cinco de la tarde en España, pero después viene de repente la primavera con los primeros rayos de sol y dentro de poco florecen las campanillas y los tulipanes y todo queda bañado en una luz resplandeciente y espectacular.

Imagen de la Universidad de Aberdeen en la parte vieja de la ciudad llamada Old Aberdeen

MIS EXPERIENCIAS DE ASISTENTE DE PROFESOR

Mis vivencias como asistente de profesor fueron a veces duras pero sobre todo gratificantes e interesantes. Me proporcionaban una impresión auténtica del sistema escolar británico y algunos de los profesores y alumnos eran encantadores.

El trabajo consistía principalmente en asistir en las clases de alemán. Para esto había traído mucho material auténtico de Alemania en forma de mapas, postales, monedas, juegos y canciones, y también durante mi estancia allí me veía en la situación de recortar cartulinas, colorearlas y plastificarlas en línea con nuevas inspiraciones para el aula.

Desgraciadamente, la realidad diaria daba a menudo poco margen para la propia creatividad. Nuestro papel se reducía mucho a funciones de repasar vocabulario, asignadas por parte del profesorado. Con los alumnos más avanzados se daba más margen de práctica comunicativa.

Aparte, el sistema educativo era extremadamente jerárquico y bastante autoritario, lo cual hacía que los alumnos fácilmente perdiesen los estribos, cuando se les daba un margen mayor de libertad individual.

El alumnado estaba extremadamente condicionado por una forma clásica de enseñanza.

Por encima de todo, fue una experiencia enriquecedora, algo que solo puedo recomendar.

LA VIDA SOCIAL EN EL PAÍS

Cuando un grupo de veinteañeros pasa por una experiencia irrepetible de una estancia en un país extranjero, obviamente está el enfoque en la vida social. Estábamos hambrientos de sacar el máximo de esta vivencia en forma de actividades sociales, fiestas, excursiones y pequeños viajes por el país.

Se nos veía a menudo juntos en los bares y cafés de la ciudad, hacíamos excursiones con el club de senderismo, íbamos a la playa o visitábamos los numerosos castillos con parajes naturales en los alrededores.

También ibamos juntos al curso de inglés de preparación para el Certificado de Cambridge Proficiency (C2), que obtendríamos aquel año.

De vez en cuando nos atraían las grandes urbes. Entonces íbamos a Edimburgo (a 2,5 horas ) o Glasgow (a 3 horas). Y, claro está, no nos íbamos a perder los paisajes espectaculares de las Tierras Altas y las islas de la costa oeste con sus acantilados rocosos y sierras, donde viven más ovejas que personas.

Las islas al oeste, las Orcadas y las Shetland ya tocaban bastante lejos, igual como Irlanda o Inglaterra, pero todo estaba más o menos al alcance.

En algún momento nos invitaban unos escoceses a sus casas, fueran profesores u otros contactos sociales y así participábamos en algunas fiestas locales, posiblemente de sorpresa en algún pub con música y baile en directo.

UN PEQUEÑO RECORRIDO POR EL PAÍS

Geográficamente Escocia tiene mucho que ofrecer.

Paisaje típico fronterizo entre Inglaterra y Escocia.

Las colinas Cheviot separan ambos países. Al norte de las colinas entras en Escocia, en la región de Borders. Allí están los paisajes de colinas y prados verdes con murallas y pueblos de piedra, propios del norte de Inglaterra y sur de Escocia.

Desde allí las grandes urbes de Edimburgo y Glasgow tocan bastante cerca. son sitios vibrantes con mucha oferta cultural, sitios vibrantes llenos de historia y arquitectura interesante.

Los paisajes más espectaculares se encuentran en las Tierras Altas, extendiéndose hasta el extremo norte del país. Son paisajes solitarios con muy poca civilización, donde viven más ovejas que personas.

Lo mismo vale para las islas al oeste del país como por ejemplo Skye, Aran, Oban y las Islas Hébrides entre tantas.

Extremadamente apartadas están las Islas Orcadas y más aun, las de Shetland en el Atlántico Norte. En estas islas viven apenas un par de miles de personas.

Llamativas son en todas estas tierras las carreteras estrechas, en las que cada equis metros hay un ensanchamiento para dejar pasar al hipotético coche que viene de enfrente. Cada vez que pasa, te llevas una sensación de pequeña aventura. Desde luego, no son sitios recomendables para tener una avería con el coche.

Al viajero por estas tierras le recomiendo estar preparado para los cambios abruptos de tiempo. Sobre todo en las Tierras Altas puedes tener todo tipo de tiempo en una marcha de pocas horas, desde sol con temperaturas agradables, pasando por lluvia, niebla y nieve.

Conviene usar «ropa de cebolla», quiero decir: varias capas de ropa no demasiado gruesas y ,por supuesto, un chubasquero de dos piezas, incluyendo un pantalón para no mojarse las piernas. Es muy típica la lluvia chirimiri, que a pesar de su fuerza moderada te deja rápidamente empapado/a.

Naturalmente convienen botas de marcha. Cada año se producen accidentes y se pierden personas por no estar lo suficientemente preparadas para las condiciones naturales.

¡Prepárate bien entonces!

De los paisajes de la coste este, norte y del interior vamos hacia el este del país.

La impresión paisajística entre la costa oeste y norte por una parte y la del este por otra son bastante diferentes.

Al haber estado viviendo en Aberdeen, la parte del país más familiar para mí es la de la costa este.

En esta imagen se ve un paisaje típico de la costa este con sus acantilados y prados. Hacia el interior, el paisaje se transforma por colinas con campos, ríos y pequeños bosques.

Las vistas son amplias y bastante espectaculares.

Aun así, esta costa no llega a ser tan espectacular como la coste este o norte del país. El paisaje es más bien bucólico que realmente espectacular. Como se puede apreciar, es una parte del país, que también vale la pena ver.

LA MUSICA FOLCLÓRICA

Recorriendo las zonas rurales del país, probablemente tengas la suerte de escuchar música en directo viniendo de un pub.

Una de las experiencias más inolvidables es la de presenciar estos conciertos en directo en un ambiente de mucho jolgorio.

Típicas son las jam sessions, en las que la gente trae sus propios instrumentos musicales y se llega a improvisar.

LA FALDA ESCOCESA (EL KILT)

Una de las mayores peculiaridades de Escocia es el famoso kilt, que llama mucho la atención, del cual os quiero explicar un par de detalles (sin profundizar demasiado).

¿Cómo originó el kilt como indumentaria típicamente escocesa?

El kilt nació dentro de una tradición militar como prenda gruesa y práctica para avanzar en las tierras campestres, ya que resultaba útil de protección y defensa. Además, cada uno de los clanes familiares (propietarios de las tierras), no solo se distinguían por su propio escudo familiar, sino también por un dibujo de cuadros en el textil, el tartán, como símbolo de identificación.

Este kilt me lo compré en Escocia como recuerdo del país.

El tartán (dibujo a cuadros) es propio del clan familiar de los Errol de Fife, una península en el centro-este de Escocia.

El kilt es una prenda, que intriga mucho. A continuación, os daré alguna información básica sobre varios aspectos de la falda escocesa.

¿El kilt es una prenda exclusivamente masculina?

Sí, en cuanto a lo que se entiende como kilt tiene un corte adaptado al físico masculino. Por su vínculo con la tradición militar, se considera una prenda de hombres.

Existen faldas para mujeres con el mismo dibujo típico del tartán que se adaptan al físico femenino.

¿En qué consiste el traje completo?

El traje completo consiste en el kilt – que lleva prendida una aguja con un tipo de escudo – acompañado con un cinturón negro, un bolso de piel oscura, que se cuelga por delante, unos calcetines blancos largos, acompañados con un tipo de banderita del color del kilt, zapatos – que suelen ser negros – con cordones largos, un tipo de cuchillo en una vaina negra, que se lleva en el calcetín derecho, un chaleco negro y una chaqueta también de color negro con botones dorados.

¿En qué ocasiones se lleva el kilt?

Antiguamente el kilt era una vestimenta mucho más común que hoy en día. Su uso se limita mucho a festividades familiares como bodas y bautizos. Entre los hombres mayores existe una tradición, que se ha ido perdiendo bastante: La de llevar el kilt en casa, sobre todo los domingos.

Lo que intriga a todo el mundo: ¿Se lleva algo debajo?

Se supone que no.

El mito dice que un verdadero escocés no necesita llevar ropa interior debajo de un kilt ya que el kilt calienta lo suficiente. Cualquiera que ha llevado un kilt sabe que es cierto. Igual de cierto es que las temperaturas pueden ser bajas y desagradables, sobre todo en invierno y por la noche. Son momentos en los que la chulería tiene su sacrifico.

La chulería masculina – fomentada por la tradición y orgullo militar – hace que esté algo mal visto llevar ropa interior debajo. Entre los chavales jóvenes, es (o por lo menos era una broma común, cuando estuve viviendo allí) levantarle la falda a otro chico en el lavabo para ver si era lo suficientemente machote de no llevar ropa interior. Si llevaba ropa interior, tenía que temer ser objeto de burla entre los chavales. Si no, la vergüenza recaía en el que había intentado dejarlo en evidencia.

Personalmente, he llegado a la conclusión de que el motivo de llevar el bolso es probablemente para llevar dentro los calzoncillos por si acaso, aparte del monedero y las llaves.

También está claro que este tipo de bromas no se gastan ya a partir de una cierta edad, y la pregunta deja de interesar.

Con esto voy a cerrar este blog. Espero que haya resultado interesante.

En próximos artículos, retomaré otros capítulos de mi vida y mis experiencias.

Hanno Franz – TipTop Languages

También te puede interesar.......

Escocia

Escocia es un país espectacular que evoca diversas asociaciones mentales preconcebidas y que vale la pena visitar.

Aparte de haber vivido los primeros 28 años de mi vida en Alemania, he viajado y vivido en diferentes partes del mundo.

Dentro de estas experiencias, una de las que más destacaría es mi estancia de diez meses en Aberdeen en el noreste de Escocia, donde ejercí como asistente de profesor en el curso 1989/90, una vivencia inolvidable.

En este blog os contaré de mis recuerdos e impresiones y os explicaré algo sobre la geografía y cultura de este país.

Leer más »
africa

África

El continente madre, del que tan poco sabemos LOS ORIGENES DE LA HUMANIDAD Los estudios sobre los orígenes de la humanidad nos conducen hacía el

Leer más »
idiomas dificiles

Los idiomas difíciles

¿Son los idiomas difíciles de aprender? ¿Qué idiomas son los más difíciles?¿Es el alemán muy difícil, o no? El Español/Castellano, ¿es el idioma más difícil de aprender?

Leer más »

Essay Writing

In the first years of learning school English your language courses concentrate mostly on language aquisition, based on expanding on vocabulary and later on fixed structures and grammar rules. Speaking, listening and reading practice – combined with some writing exercises – are in the centre of attention.

Leer más »
grammar and vocabulary

Grammar and vocabulary

How to focus on grammar and vocabulary aspects ADVICE ON LEARNING GRAMMAR AND VOCABULARY It happens quite often that language students are not clear about

Leer más »
la traduccion

La traducción

La traducción, clave en el aprendizaje de un idioma La enseñanza de los idiomas extranjeros pone cada vez más el enfoque en la interacción de

Leer más »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tabla de Contenidos

Sobre nosotros

logo-tiptoplanguages-OK.webp

El centro de idiomas Hanno Franz ( “TipTop languages” ) fue fundado en el año 1995 por Hanno Franz, un profesor alemán que se dedica desde entonces a la enseñanza de idiomas especializándose en el inglés, el alemán y el español para extranjeros.

 

Libros recomendados

Podcast de idiomas

Siguenos en redes

Comparte en redes

Facebook
WhatsApp
Skype
Categorías